El hilo que nos une

Por: María Antonio Borroto.
Fotos: Diana Ros Iraola.

Los universos creativos Friedman y Oweena Fogarty centraron los debates de la última sesión teórica del 8vo. FIVAC. Francisco Brives lo resumió muy bien al decir que sus ejes habían sido el rito y el mito, pues Tova reinterpreta y da voz a figuras femeninas procedentes de la mitología griega y de la Biblia, mientras que Oweena busca la sanación a través de sus prácticas artísticas.

Son, tal vez, dos caras de un mismo fenómeno, asociado a la preservación de la memoria, uno de los tópicos más debatidos. O, mejor, “cómo aprender del pasado para lidiar con el presente”, según las palabras del profesor y curador Ernesto Escobar, idea retomada por Teresa Bustillo al alertar que el pasado tiene validez si se analiza desde el presente, siempre con el cuidado de evitar cierta distorsión provocada por la distancia histórica, o porque queramos adecuarlo a las necesidades del presente.

Y respecto a estos hilos que han unido los debates teóricos, la propia Teresa advirtió algo muy sintomático: “no es un mérito únicamente del evento, sino que indica la sintonía entre las personas que se ocupan de estos asuntos. Los trabajos fueron llegando, el evento teórico fue cobrando cuerpo y poco a poco fueron haciéndose evidentes las conexiones, derivadas de la honestidad de las personas que han pasado por aquí”.

Es urgente debatir estos asuntos, sobre todo porque, como muy bien recordó Escobar, una visión instrumentalizada del ser humano ha conducido a políticas educacionales que pretenden formar especialistas de rango estrecho, y que excluyen, por tanto, la filosofía y todas aquellas asignaturas capaces de generar un pensamiento crítico y cuestionador del status quo.

Mas no ha prevalecido en este FIVAC la desesperanza, más bien todo lo contrario. Lo reafirman estas palabras de Teresa Bustillo: “ya el mero hecho de que tantas personas inteligentes estén reflexionando sobre estos asuntos es muy alentador”. También usó la palabra sanación: la necesitamos todos, y el arte bien puede contribuir a ello. Con ese aliento esperamos desde ya el 9no. FIVAC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *