FIVAC-COSUDE: bienvenida la complicidad

Por Arailaisy Rosabal García.
Foto: Diana Ros Iraola.

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) llegó a Cuba en 1997. Lo hizo en sectores muy específicos, pero transcurridas más de dos décadas se ha abierto a otros proyectos, sobre todo de desarrollo local, y enfocados en la gestión participativa e inclusiva. Fue así como se hicieron nuestros cómplices, justo cuando comenzábamos a levantar los cimientos de nuestro Circuito para la Exhibición, el Desarrollo y la Investigación de los Nuevos Medios.

La sede era un sitio emblemático de Camagüey; lo que se pretendía con ella, un proyecto atemperado e inclusivo; pero –tal y como reconoce Peter Tschumi, director residente de cooperación internacional de COSUDE- fue sobre todo el entusiasmo de sus gestores, sus ganas de hacer, su profesionalismo, “lo que nos motivó a apostar por ellos”.

Y no se arrepienten. Lo dijeron en entrevista a Cámara de papel: FIVAC ha demostrado ser un evento establecido en Cuba y la región, que logra movilizar a artistas nacionales y foráneos para debatir temas importantes en el ámbito artístico y social.

Quienes acudimos a la presentación de Teatro Andante como parte de nuestro Festival fuimos testigos de esa satisfacción; la expresión en el rostro de Peter ante el disfrute colectivo, hablaba por sí misma.

“Es muy interesante cómo logran aglutinar otras manifestaciones, con un público menos selecto, y que pareciera nada tienen que ver con un festival de videoarte. Eso es una clara evidencia de su afán por hacer, por transformar, de su dedicación”.

Esa es la esencia de FIVAC: ser un proyecto alternativo al mainstream; servir como catalizador para el cambio, y para la comprensión de la necesidad de combatir la ola de banalidades que colma la producción audiovisual.

“Es interesante cómo el Festival en su concepción maneja temas que son importantes para nosotros, como la igualdad, la equidad y la inclusión.

“Siempre me llama la atención la manera en que se asume el arte aquí en Cuba, y FIVAC es parte de eso. Lo primero que tenemos en cuenta para la cooperación del pueblo suizo con la Isla es si se trata de un proyecto que interesa, que mueve, que atrae, y el de ustedes decididamente lo es; tanto por el ímpetu, la vocación y la entrega de sus organizadores, que por los resultados que constatamos en la práctica”.

Gracias, pues, COSUDE, por la complicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *