Realidad aumentada, un diálogo posible en Cuba

Por: Dania Díaz Socarrás.
Foto: Diana Ros Iraola.

La realidad aumentada está cada vez más de moda en el mundo entero y Cuba explora también sus posibilidades. Yusnier Mentado Fernández, profesor de la Universidad de las Artes, volvió a FIVAC para impartir un taller que devino oportunidad de entender esa forma de creación como una alternativa para consumir el audiovisual contemporáneo.

¿Con qué propósito se adentra en esta nueva manera de comunicar?

La intención es sacar la realidad aumentada del contexto de la comercialización y la publicidad, y usarla para crear una historia a través de la animación o la filmación en general, donde los espectadores sean consumidores y prosumidores. Es un proceso diferente al del audiovisual convencional; en este caso, el espectador deviene editor y fotógrafo de la obra, porque puede cambiar el ángulo de percepción con su terminal (entiéndase smartphone, tableta, entre otros) y enfocar al personaje que le interese.

La realidad aumentada, como la virtual o la mixta, demanda terminales potentes; ¿aun así puede ser esta una alternativa más ventajosa en nuestro contexto?

Lo más complejo es el terminal, ese pudiera ser un impedimento para masificarlas, pero no para usarlas, porque hay personas que tienen los últimos modelos de teléfonos móviles que están saliendo en el mundo.

Comparada con las demás, la realidad aumentada es más ventajosa porque puede llegar a más personas. La realidad virtual necesita lugares y equipos específicos, inamovibles, no puedes andar por la calle con unas gafas de realidad virtual. Es más fácil diseminar la realidad aumentada, sobre todo ahora que se está expandiendo el uso de internet.

No obstante, aplicarla es aún muy complejo en la Cuba de hoy. ¿Qué aporta en este sentido el taller “Realidad aumentada: un camino hacia su comprensión e implementación en el contexto nacional”?

El mayor problema no es hacer la obra, sino publicarla, porque depende de servidores ubicados fuera de Cuba, pero hay softwares que permiten publicar off line. En el taller nos acercaremos a lo que se dice en el mundo de la realidad aumentada, sus dificultades, y cómo aprovechar las posibilidades que tenemos. Terminaremos desarrollando obras para consumir en realidad aumentada que en las noches flotarán en el espacio del CEDINM.

¿Ayuda la realidad aumentada a mirar hacia nuestra propia realidad?

La realidad aumentada, como la virtual, tiene una mirada del ser humano hacia la tecnología y otra de la tecnología al ser humano, es un diálogo que va en los dos sentidos, y creo que vamos hacia un mundo en el que cada vez está más presente esa interacción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *