El camino a FIVAC

Por: Lorena Chávez Fernández.
Foto: Alejandro Rodríguez.

El ave extiende sus alas para elevarse al cielo en un viaje que se inicia cada día; al igual, en un proceso cíclico, transitan los seres humanos de la vida hacia la muerte, y en su paso por la Tierra sienten la necesidad de trascender el tiempo. La riqueza simbólica de esas representaciones subyace en la obra “El vuelo eterno”, del artista camagüeyano Joel González Pallerols, videoinstalación con la que participa por primera vez en FIVAC y que desde este martes puede ser apreciada en la Galería República 289.

Joel considera que esa modalidad del videoarte donde se implican sonido, imagen y movimiento “tiene un carácter más abarcador con respecto a los soportes del arte, pues incluye formatos tradicionales y otros más actuales”.Como resultado, el autor consigue una experiencia multidimensional permeada de espiritualidad, que remonta al espectador a un paisaje de invierno sujeto a diversos sentimientos e interpretaciones de conjunto al vuelo estático de la criatura.

Con “El vuelo eterno” Pallerols incursiona por primera vez en las videoinstalaciones, pues ya antes lo había hecho en las instalaciones y la pintura. En esta ocasión, aprovecha los beneficios del video y fusiona además elementos de la abstracción y la figuración.

El joven creador se formula así una idea más acertada de la magnitud real y el alcance de su obra, por lo que agradece a FIVAC la oportunidad de mostrar su trabajo en su ciudad natal junto a artistas de otras latitudes, y de echar un vistazo al mundo del arte en la contemporaneidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *